¿Con mucho o poco hielo?

consejos-consumo-hielo

¿Con mucho o poco hielo?

Hoy vamos a hablar sobre la cantidad correcta de hielo en nuestras consumiciones.

Seguro que nos hemos preguntado alguna vez por qué algunos camareros y bartenders ponen mucho hielo en nuestra copa: ¿ será para que parezca que nos echan más alcohol del que realmente nos sirven? o ¿ quizá no sepan bien cómo hacer su trabajo?.

La frase “ quita un poco de hielo, por favor” es muy común en muchos locales y restaurantes.  Pensamos que con tanto hielo, nuestra bebida va a arruinarse cuando éste comience a derretirse. ¡Vamos a desmontar esta creencia!

Es precisamente al contrario: para que nuestra consumición se conserve fría y retrasar todo posible que el hielo se derrita, es importante que haya bastante en nuestra copa. ¿ Por qué? La razón es que cuanto más hielo, más frío se mantiene nuestro vaso y su contenido y más tarde empezará a derretirse. Si los hielos están en contacto unos con otros y queda poco espacio en la copa, el hielo se mantiene intacto más tiempo, forma un bloque más compacto y es más difícil que se deshaga.

Podemos hacer la prueba en casa con un refresco: elige un vaso y sirve un sólo hielo. A continuación sirve un refresco a temperatura ambiente para poder ver el resultado más rápido. Veremos que el hielo se derrite rápidamente, ¡es mucho líquido caliente para un sólo hielo!. Ahora, repite el proceso echando en el vaso 5 ó 6 hielos, (o todos los que quepan sin que sobresalgan de la boca de la copa); comprobarás que no desaparecen rápidamente, como en el primer caso. Nuestra consumición se ha mantenido fría y con sus propiedades originales durante más tiempo.

Otro consejo que nos ayuda a que nuestra consumición se mantenga más fría durante más tiempo es enfriar la copa. Si no tenemos copas ya frías en el congelador, podemos enfriarlas nosotros mismos: después de introducir los cubitos de hielo en la copa, les damos vueltas con una cucharita hasta que el cristal se empañe. Después retiramos el agua sobrante con la ayuda, por ejemplo, de un colador.

Por lo tanto, lo mejor es poner mucho hielo, llenar bien la copa y, muy importante, hacerlo con hielo de calidad.

LA CALIDAD DEL HIELO

El mejor hielo es aquel que es denso, compacto y, cuanto más grande, mejor. Para fabricar nosotros mismos cubitos de hielo grandes podemos utilizar moldes para este fin. Por otro lado, es mejor utilizar hielo hecho en  congelador que hielo de máquina, ya que este último suele ser más pequeño y  está lleno de aire, por lo que se derrite bastante rápido. Para terminar, lo ideal es que este hielo esté fabricado con agua mineral, ya que el agua del grifo contiene cloros y sustancias que pueden alterar el sabor de nuestra consumición.

Recuerda que el hielo es un elemento esencial para el equilibrio y el buen resultado de nuestra consumición y, sin embargo, no solemos darle la importancia que tiene.
¡ Comparte si has aprendido y te gusta!

Qualité Events
info@qualiteevents.com